Las pérgolas de madera al aire libre se están haciendo muy populares. Son mucho más baratas que antes, nos proporcionan un espacio recogido para relajarnos y nos protegen del sol y la lluvia. En primavera, verano y otoño es una maravilla disfrutar de una pérgola de madera en el patio de casa, un lujo que a todos nos gustaría disfrutar.

Pérgolas de madera

Para los que disfrutan de jardín, las pérgolas se pueden colocar como punto focal para darle carácter y personalidad. Conseguiremos un lugar para disfrutar de la brisa, del calorcito y de la vida fuera de las cuatro paredes de casa.

Si en cambio tienes patio o terraza, una pérgola de madera lo va a transformar en algo más divertido, con más vida y nos va a permitir utilizarlo como una extensión de la casa. Podremos hacer vida cuando caiga la noche mejorando nuestra calidad de vida gracias a los beneficios de estar al aire libre.

También tenemos la opción de comprar pérgolas de aluminio, aunque no es la opción más popular, porque son más caras, el aluminio no es tan bonito ni tiene tanta personalidad como la madera, y necesitan más mantenimiento.

Hoy en día tenemos un gran catálogo de pergolas de madera diferentes y muy fáciles de instalar, están pensadas para colocarlas rápidamente, e internet nos pone al alcance de un clic comparar precios, modelos, medidas, además de información, características y opiniones de otros clientes.

Tipos de madera para pérgolas

Antes de comprar una pérgola de madera es necesario que sepas cuáles son las mejores maderas, las más resistentes, las más ecológicas, las que responder mejor al impacto del sol o de la lluvia.

Los maderas más populares para las pérgolas son el Cedro, la Caoba y el Pino.

El Cedro es una de las maderas más bonitas, se integra perfectamente con todos los entornos y desprende un aroma muy agradable. Es muy resistente a la vez que ligero y no se ve afectado por los insectos.

La Caoba es también una muy buena opción. Es muy dura y se utiliza mucho en la construcción de muebles, estructuras de madera y barcos. Es la opción que más años te va a durar.

La madera de Pino se utiliza mucho en las pérgolas de madera baratas, gracias a su buena relación calidad precio. Siendo una madera barata, el resultado es muy bueno y duradero. La mayoría de pérgolas que vemos instaladas en jardines particulares son de madera de pino, con tratamientos de barniz y color, para proteger la madera y darle un aspecto más bonito.

Pérgolas de madera a medida o prefabricadas

Tenemos dos tipos de construcciones, las que hacemos tomando las medidas del espacio que va a ocupar y cortando tablón a tablón, o las que compramos prefabricadas y montamos nosotros mismos, en caso de que no queramos contratar la instalación.

Si buscas pérgolas de madera baratas, la opción de comprarla prefabricada es la más acertada. Te vas a ahorrar el estudio y la instalación a medida, además de verlas en foto ya montadas, y elegir la que más te guste y se adapte a tu presupuesto. Actualmente es la opción más popular, pues la tienes lista en poco tiempo y si tienes espacio suficiente tampoco hay necesidad de hacerla a medida.

Si en cambio prefieres una pérgola justo de un tamaño y forma definida, para que se integre con la fachada de tu casa, la inversión tendrá que ser mayor. A cambio tendrás una estructura 100% adaptada a tu patio o jardín y a tus necesidades, consiguiendo un conjunto realmente bonito y un diseño único.

Una vez tengas claro la madera y el tipo de pérgola que quieres, sólo necesitas tomar medidas y buscar el mejor precio o el mejor servicio entre todas las posibilidades que hay a tu disposición. Internet nos da la posibilidad de comparar entre gran variedad de empresas y elegir entre todas las pérgolas de madera la que mejor se adapte a lo que buscamos.

Si quieres ahorrar costes o te gusta el bricolaje, te explicamos cómo construir una pérgola tu mismo, para el patio, la terraza o el jardín de tu casa. Si ya tienes una y quieres hacer algo diferente, te enseñamos a hacer un porche de madera a partir de una pérgola.